¡Hey! ¡Tú! ¡Sí, tú! ¿Me acompañas?

Las redes de contacto en nuestra sociedad son algo fundamental, ya que nos ayudan tanto en el ámbito personal, como en el laboral. Desde pequeños empezamos a crear nuestros nexos, primero con nuestra familia, luego con las amistades del barrio, del colegio, universidad y hasta algún tipo de amistad con uno que otro comerciante. Aprendemos cómo funciona el mundo gracias a estas redes, nos apoyamos y ayudamos mutuamente cuando es necesario, nos vamos moldeando según lo que nos van explicando y vamos viviendo en conjunto, y principalmente generamos nexos de confianza.

img1.jpgA medida que vamos creciendo, estas redes se convierten en la llave hacia las soluciones a nuestros problemas, transformándose en algo como una “amistocracia”, la cual permite los ganchos amorosos, las becas deportivas gracias a apoyo de profesores, las tesis pagadas por empresas, los trabajos conseguidos por algún amigo, etc. Tratar de solucionar todos los problemas que se tiene sin ayuda externa es una tarea compleja, pero si se cuenta con una red de confianza adecuada, los problemas se pueden resolver desde diversos puntos de vista, haciendo esta tarea mucho más fácil.

Personas, empresas y gobiernos han utilizado estas redes de contacto y de confianza desde tiempos inmemorables. Desde alianzas estratégicas en diversos ámbitos para el caso de los gobiernos; o Joint Ventures para el caso de empresas. En la actualidad, debido a toda la revolución informática de internet, y a la oportunidad de tener a 7.400 millones de personas conectadas, algunas empresas empezaron a cambiar la arquitectura interna de como funcionan y optimizan sus procesos. Estas redes han estructurado diversas estrategias, las que le han permitido solucionar problemas que presentan las empresas, complementando la dinámica existente mediante procesos de integración de conocimiento externo, como en el caso de la llamada “Open Innovation“(1).

Antes de continuar, veamos que es Open Innovation. Según la definición de Henry Chesbrough: “Es una nueva estrategia de innovación bajo la cual las empresas van más allá de los límites internos de su organización y donde la cooperación con profesionales externos pasa a tener un papel fundamental. Open Innovation significa combinar el conocimiento interno con el conocimiento externo para sacar adelante los proyectos de estrategia y de I+D. Significa también que las empresas utilizan tanto canales internos como externos para poner en el mercado sus productos y tecnologías innovadoras. Bajo este contexto, universidades y centros de investigación ofrecen nuevas perspectivas y soluciones a las compañías que utilizan este modelo. Este tipo de innovación responde a la posibilidad de ocurrencia de lo que se conoce como inteligencia colectiva.”(2)

Screen Shot 2016-05-01 at 12.16.07 AM.pngSocialmente, existen varios proyectos que se apoyan de los esfuerzos y de la confianza que se genera con la creación de nuevas redes de contacto y de la “Open Innovation“. Un caso dentro de Chile corresponde a una novel iniciativa en Melipilla llamada “Parque Laboratorio Urbano Cerro El Sombrero“.  Su creadores nos describen brevemente el proyecto: “El propósito es transformar al cerro El Sombrero en un Parque Laboratorio Urbano, fomentando procesos de co-producción entre miembros de la comunidad, organizaciones civiles (OSC), funcionarios públicos, científicos de datos, artistas e investigadores de diverso tipo. Mediante la combinación de conocimientos, experiencias y necesidades de muy distintos actores, este proyecto intenta estimular procesos permanentes de innovación social liderados localmente, y así promover la inclusión social”. Recientemente, el equipo se ha ganado un lugar en una residencia e incubadora Holandesa de proyectos llamada  Age of Wonderland. Esta incubadora tiene por objeto precisamente ayudar al proyecto a encontrar y colaborar con muy diversas redes en Holanda. Los organizadores entienden la multiculturalidad y la multidisciplinariedad como claves a la hora de estimular procesos de innovación social, a pesar de que estos sean liderados localmente. .

Como se habla en el trabajo “Creation nets: harnessing the potential of open innovation“(3), la importancia de entender que fuera del entorno de la empresa  existen altas probabilidades de encontrar gente más preparada y con mejores ideas de las que se encuentra internamente, no necesariamente determina el éxito de los proyectos, pero aumenta las posibilidad de que éstos funcionen de mejor manera. Pero esto debe ir complementado con mecanismos de creación de redes fuertes de cooperación y de confianza, que mantengan una cohesión y generen identificación con el proyecto por parte de todos los participantes. Esta filosofía se refleja en el caso de Melipilla, el cual busca crear el proyecto en conjunto con la comunidad, generando empoderamiento y redes de contactos y de confianza con redes internacionales como las que se crearán a partir de Age of Wonderland, todo con el fin de obtener un mejor proceso y mejores resultados.

Entonces, ya comprendiendo que procesos de colaboración no sólo es algo práctico sino quizás hasta fundamental, caemos en el cuestionamiento de por qué muchas empresas o proyectos, a pesar de que se preocupan en buscar la ayuda puertas afuera, no tienen interés de generar estos vínculos de confianza con sus colaboradores. Lamentablemente muchas empresas no entienden como crear estos vínculos, por temor a que les roben las ideas, o por menospreciar la capacidad externa. En Chile, una gran cantidad de empresas generan Acuerdos de Confidencialidad muy estrictos con sus pares, dando a reflejar que la confianza es hasta cierto punto, y ojalá por un tiempo determinado y muy reducido, sin darle continuidad a los nexos que fueron creados. Esta tendencia ha ido cambiando con los años, pero quizás necesitamos acelerarla de alguna manera. ¿Cómo? Quizás si camináramos todos juntos por el camino, confiando en lo que hace cada uno, en vez de ir siguiendo solamente las ordenes de un ente mandante, sería mucho más fácil para todos poder recorrer toda la distancia que hace falta por caminar. Como decía un antiguo proverbio Chino, “si caminas sólo llegaras más rápido, pero si caminas acompañado llegarás más lejos”

img2

(1) Chesbrough, Henry William. 1 March 2003. Open Innovation: The new imperative for creating and profiting from technology. Boston: Harvard Business School Press.

(2) https://es.wikipedia.org/wiki/Innovaci%C3%B3n_abierta

(3) Hagel, John; Brown, John Seely. May 2011. Creation Nets: Harnessing The Potential Of Open Innovation. Journal of Service Science (JSS), [S.l.], v. 1, n. 2, p. 27-40, . ISSN 1941-4730

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s